Suscríbete
Artículos
Comentarios

Hablar Ràpido o lento?

Cuando tenemos que preparar una presentación en público, tenemos siempre la duda de si nos ajustaremos al tiempo que tenemos disponible. Como siempre hemos dicho, la pràtica nos ayudarà a controlar el tiempo,aunque es verdad que hay quien nunca aprende (ver nuestra entrada sobre el control del tiempo). Evidentemente, el ritmo de nuestra voz es un factor influencial importante para hablar bien en público.

Si hablamos rápido, acortamos la presentación, si hablamos despacio la alargamos. La mejor base es partir de nuestro estado “natural” de habla, es decir, cómo hablamos en una conversación normal. Cómo se hace? Fácil.

dtjohnnymonkey Stopwatch no shading 239x300 Hablar Ràpido o lento?

Escribid en Word o Page un párrafo de un número de palabras determinado y conocido. Leedlo a la velocidad que estais acostumbrados a hablar y dividid el tiempo por las palabras . Esta es la frecuencia de palabras. Cuánto es lo “normal” Bueno, lo normal no existe, pero entre 130 y 180 palabras, estando el promedio sobre 150.

No podemos calcular el número de palabras que pronunciaremos, pero sí podemos saber en que zona de velocidad estamos. La velocidad a la que hablamos es importante para:

  • Hacer énfasis en temas importantes

  • Provocar que la audiencia nos siga con más interés

  • y……lo que veremos en el próximo post

 

Personaliza

Al hablar en público, hay que ser consciente de lo que la audiencia recuerda.

Muchas presentaciones se basan en la transmisión de la información, es decir queremos que alguien entienda algo mejor, deseamos presentarle una solución o pretendemos que comparta nuestro punto de vista. Especialmente si el tema es complejo, podemos facilitar que la audiencia recuerde algo más de lo que sería habitual, si utilizamos una técnica: la personalización.

Es complicado entender si un incremento en el precio de la gasolina de un 5% tiene un impacto elevado o no. Si comentamos que subirá el litro 5 céntimos  es un dato más manejable, pero si presentamos a la familia de un transportista (con nombre) que tiene hijos e intentamos transmitir lo que los esos 5 céntimos suponen para él en cuanto a pérdida de ingresos, la audiencia lo entenderá mucho mejor.

Personalizar acerca a la audiencia que está oyéndonos presentar en público a una realidad más cercana, y, sobre todo, hace que los sentimientos fluyan. Hemos transformado unos datos económicos fríos en algo emocional.Y lo emocional siempre se recuerda mucho mejor.

757680510 d86d70a159 300x233 Personaliza

Fotografía creada por Jackie TL usada bajo una licencia CC BY-NC 2.0

Hay estudios que lo confirman. El Dr. James McGaugh, de la Universidad de California (Irvine), dice: ‘Creemos que el cerebro se aprovecha de los neurotransmisores liberados durante la respuesta al estrés y de las emociones fuertes para regular la intensidad con que se almacenan los recuerdos’.

Las hormonas del estrés, una emoción, estimulan reacciones físicas obvias -el corazón bombea más rápido, los músculos se tensan-. Pero también fijan imágenes muy vívidas en las células del cerebro. ¿Porqué? Nos  interesa recordar  cómo reaccionar -al instante- la próxima vez que se le acerque un peligro evidente (un enemigo, un animal que ataca)

Así pues, usa la personalización para hacer que los recuerdos se fijen mejor cuando vayas a hablar en público. ¡El público recordará mas de lo que has expuesto!

Ciberconferencias (II)

En el último post veíamos cómo debemos manejar las ciberconferencias sin vídeo en relación con el hecho de hablar en público.

Hoy veremos qué pasa en el caso en que hables en público a través de ciberconferencia con vídeo. Primero y ante todo: acuérdate que hay vídeo y la gente te está mirando. Tendemos a estar tensos al principio, pero luego estamos solos, nos relajamos y hacemos cosas que no haríamos en público. Gestos, miradas, etc. Esta es la primera regla: tu audiencia te está viendo, igual que al hablar en público.

La cámara es tu audiencia. Mira a la cámara como si estuvieras mirando a los ojos de tu audiencia, es decir , ni muy directamente ni pases de ella. Al principio cuesta un poco, pero si te acostumbras, construyes un diálogo con la cámara.

Como las barreras están más altas, debes de estar aún más próximo. Intenta explicar más historias personales y baja el tono de la voz, más hacia una conversación personal.

384859483 94981b49341 300x120 Ciberconferencias (II)

Fotografía creada por D’Arcy Norman usada bajo una licencia CC BY-NC 2.0

No te muevas demasiado. Corres el peligro de salir de campo y tu audiencia deje de verte. Y si no te ven, desconectan.

Hazlo corto. Ya comentamos que por ordenador, el tiempo se estira. Trata de comprimir la presentación que usas al hablar en público, y céntrate en lo realmente importante.

Obliga a la audiencia  a hacer algo: escriban la última vez que…. Dibujen aquél lugar que….De esta manera, te acercarás a la audiencia.

Y, finalmente, Mira fijamente a la cámara cuando te despidas. Así el último contacto será lo más personal posible.

Ciberconferencias (I)

Cada vez es más frecuente, impulsado por la crisis, que las empresas quieran efectuar reuniones o presentaciones  a distancia vía Skype u otras alternativas.

¿Se trata también de hablar en público? Pues yo creo que sí, como mínimo es hablar en público virtualmente. Muchas de las reglas que comentamos no se aplican: no se puede mirar  a los ojos (directamente), no nos movemos entre el público, etc.

Así pues, debemos aplicar normas distintas de las habituales, considerando que la conferencia es sin vídeo. En el próximo post veremos el caso del vídeo:

1.- Si podemos presentar diapositivas, tienen que ser mucho más explicativas de lo normal. Las personas al otro lado tenderán más a leer y escuchar al mismo tiempo

2.- Modular la voz. En estos casos, mucho más aún que al hablar en público, la voz es el mensaje. Hablemos más despacio y con más pausas.

3.- Comprobemos que nos siguen. Cada cierto tiempo, cortar adicionar un ¿estamos todos de acuerdo? o “vamos a pasar al punto siguiente”

2844353688 42eb7b5ac5 300x297 Ciberconferencias (I)

Fotografía creada por Topgold usada bajo una licencia CC BY 2.0

4.- El tiempo de las ciberconferencias es mucho más largo que el normal. Me parece que ha pasado un cuarto de hora y han pasado 5 minutos. Hay que tenerlo en cuenta. Acortad la longitud con respecto a hablar en público

5.- Haced un resumen muy concreto al fin SIN diapositiva. De esta manera, los participantes recuperarán la atención en vosotros y podréis cerrar el mensaje.

Con estos puntos, las ciberconferencias pueden acercarse al hablar en público aunque, personalmente, no hay nada como estar delante de una audiencia.

 

Hay todo un nuevo mundo: la infografía

Hablar en público sin ningún tipo de soporte tipo Powerpoint o Keynote, no es fácil. Probadlo. Si conseguís hablar más de 10 minutos seguidos sin perder el hilo y sin distraeros, estáis en el buen camino. Es un excelente entrenamiento. Presento con Powerpoint, apago el Powerpoint y repito. Una y otra vez, hasta que no necesito el Powerpoint. Imaginaros cómo domino la escena cuando vuelvo a usarlo….

Pero actualmente, está apareciendo un terreno nuevo en el diseño, con impacto en el futuro de cómo será hablar en publico en el futuro: la infografía.

5166629192 11b5d82249 300x200 El diseño en las presentaciones Futuro

Fotografía creada por Jordanhill School D&T Dept usada bajo una licencia CC BY 2.0

La infografía consiste, básicamente, en explicar mediante diagramas, dibujos, y flujos lo que tardaríamos mucho en explicar con palabras, haciendo la comprensión de conceptos complicados mucho más sencilla. Teneis unos excelentes ejemplos en http://infografiasdelmundo.com/2011/07/31/infografia-la-evolucion-del-almacenamiento-digital/ o en http://www.fastcodesign.com/1665815/all-about-the-2012-facebook-ipo

De hecho son como presentaciones “planas” y en soporte digital o papel. Es, a mi modo de ver. una evolución del formato Prezi, que comentamos en su día, utilizando técnicas de publicación digital y mucho mucho diseño. Quién sabe si será la próxima manera de hablar en público….

 

 

Os comento un hecho real sobre cómo influye hablar bien en público respecto a los resultados que queremos alcanzar.

Dos veces al año dirijo mini-tesis a alumnos de la Univesidad donde doy clases una vez a la semana. Por el tipo de Universidad, se hace una tesis al final de los estudios para obtener el diploma de Grado. La semana pasada una de las personas a quien dirigí la tesis tenía que hacer su presentación, y quedamos el día antes para revisarla.

Tras verla en su totalidad y antes de la utilizara para hablar en público, la revisamos. Hicimos los cambios siguientes:

-          Pasamos el fondo gris y letras azules a fondo blanco letra negra

-          Eliminamos 5 diapositivas que no añadían nada a lo que queríamos transmitir

-          Eliminamos una diapositiva que podía provocar preguntas “incómodas”

-          Cambiamos el orden de tres diapositivas para preservar el flujo de la presentación

-          Eliminamos y cambiamos texto

2189070189 71409ab103 300x225 Una buena presentación marca la diferencia

Fotografía creada por Daquella manera usada bajo una licencia CC BY 2.0

No fue una “cirugía mayor” pero la presentación mejoró. Lo interesante viene ahora.

Cuando me enseño la calificación global tenía un 90 (se puntúa de 0 a 100). Pero lo que le había hecho subir la nota global era que en el área de la presentación (se puntúan por separado y con subapartados el estilo, el contenido y la presentación) tenía un 98. Ese 98 le había hecho subir la puntuación lo suficiente como para obtener el máximo grado.

Hablar en público de manera correcta hace aumentar nuestra nota profesional, nuestra credibilidad y nuestra capacidad para transmitir lo que deseamos, sea una tesis, los resultados de la empresa o de un estudio médico.

 

Al fin y al cabo, Powerpoint es la principal herramienta que utilizamos la hablar en público.

Powerpoint  puede ser un apoyo importante para nuestra presentación, pero tal como veremos, lo que está en la diapositiva al hablar en público es lo que queremos transmitir. Es sólo el texto que el participante lee y atrae su atención.

Pero hay varias capas que debemos añadir al hablar en público mientras mostramos la dispositiva. Imaginemos que en la  diapositiva indicamos el precio de una máquina.

Cascada 300x160 Powerpoint como apoyo al hablar en público

Tenemos que añadir “capas” a la dispositiva mientras hablamos:

1.- Añadir datos: Por ejemplo comentamos que la máquina permitirá incrementar el inventario disponible para venta.

2.- Interpretar: Ayuda a tu audiencia a tomar una decisión, indicando porqué la información es importante y qué significa para ellos. En este caso, podría ser que podremos servir a clientes que hagan pedidos más grandes

3.- Compartir la visión : Asegurar lo que sucederá en el futuro si se cumplen las condiciones de lo que proponemos. En este caso, comprar la máquina llevará a la empresa a unos niveles de reconocimiento de mercado  más altos

Estos pasos dan soporte a la diapositiva cuando hablamos en público, y producirán un efecto positivo sobre nuestra audiencia.

Hablar y Comunicar

Cuando nos planteamos hablar en público, tenemos que trabajar sobre un concepto dual.

Hablar y comunicar no es lo mismo. Todos conocemos a gente que habla y habla pero no consigue hacer llegar su mensaje, y conocemos a personas que en cuatro frases, nos acalaran perfectamente temas que nos parecían complejos.

Cómo podemos aplicar esto al hablar en público?

A)     Desnudando la idea. Lo hemos dicho en muchas ocasiones: fija una idea y desarrolla la presentación alrededor de ésta. Intenta reducir la presentación a una sola diapositiva y céntrate en ella.

3893826669 7f65a5733a 300x205 Hablar y Comunicar

Fotografía creada por Ondá/microonda usada bajo una licencia CC BY-ND 2.0

B)      Probablemente los asistentes que te escuchan han presenciado docenas de charlas como la tuya. Y las olvidaron. Pero no tienen que olvidar la tuya. La emoción es la mejor manera de que no la olviden. Hazte cercano, humano, y refleja una historia personal al hablar en público.

C)      Ten un buen principio. No dejes de tener conectado al público y termina con algo que toque directamente la “fibra” del público. No tiene que ser necesariamente emocional, si es un público enfocado en finanzas puedes hablar sobre los resultados de la inversión. Todos recordamos más el final de algo que el principio.

Con estos tres sencillos pasos, conseguiremos no sólo hablar en público, sino comunicar en público.

En el escenario, al hablar en público, es fácil dejarse llevar por el ego.

Una vez empiezas tu presentación, estás feliz. Tienes a una audiencia numerosa que está pendiente de ti. Muchas cabezas giran en sintonía con tus movimientos, y algunos sacuden la cabeza afirmativamente. Estás en la cima. Y te olvidas que hablar en público no es sobre ti, sino sobre ellos, los que te escuchan.

Presentas ese caso clínico que te salió bordado. Ese tema que resolviste hábilemente. Expones tus ideas, siempre brillantes. Pero,¿ es lo que el público busca?. ¿Has devuelto al público la inversión de tiempo que ha hecho para estar ahí sentado? ¿O simplemente estás en el estrado para contar lo que quieres, sin tener en cuenta al que está delante?

3120900122 83657a23eb 300x199 No hables para ti al hablar en público

Fotografía creada por Gspidermac usada bajo una licencia CC BY-NC-ND 2.0

Todos hemos estado en docenas de presentaciones en las que el ponente estaba más centrado en su propia historia que en conectar con nosotros y transmitirnos lo que nos interesa.Es un caso frecuente al hablar en público. ¿Cómo evitarlo?

-          Céntrate en el mensaje que quieres que se lleven

-          No pienses en lo que quieres contar, sino en lo que la audiencia quisiera oír

-          “Escúchate”. Si gran parte de tu presentación es sobre ti mismo, cámbiala

Y como siempre, antes de hablar en público es muy útil compartir la presentación con alguien que te dé su opinión, sobre todo en este caso.

Existen muchas razones para querer introducir un vídeo cuando vamos a hablar en público. La mayo ría de las veces se debe a que tenemos una historia relacionada con nuestra presentación, pero también podemos usar los vídeos para elevar el nivel emocional de nuestra presentación.
Yo utilizo los vídeos para tres cosas:
-    Introducir un cambio de ritmo en la presentación o separar dos fases distintas
-    Utilizar el vídeo como material de discusión o introducción a un tema
-    Cuando el vídeo expresa emociones difíciles de describir
Tened en cuenta que el vídeo no debe ser largo. Personalmente, creo que dos o tres minutos es más que suficiente, de otra manera puede ser difícil recuperar el ritmo y volver a hablar en público con la audiencia en mismo punto que la dejamos.
Técnicamente, incrustar un vídeo en el Powerpoint o Keynote es fácil. Únicamente hay que tener en cuenta que Powerpoint no “encuentra” solito el vídeo, sino que hay que tener el vídeo y la presentación que utilizaremos la hablar en público en la misma carpeta.

2973923101 e08060f5d5 300x204 Videos en la presentación

Fotografía creada por Brian Hathcock usada bajo una licencia CC BY-NC-ND 2.0

Si el vídeo está en la web (YouTube o similares), me lo bajo con un programa sencillísimo y de grandes prestaciones http://atube-catcher.dsnetwb.com/video/ aTube Catcher es gratis y nunca falla. Además, hasta donde yo sé, si está en youtube es legal bajarlo y reproducirlo. Además puedes convertir el formato de YouTube a cualquiera de los habituales (iPad, Iphone, android, etc) para llevar encima.
Utiliza vídeos sin problemas al hablar en público. Pero que la calidad de la imagen sea buena….

Artículos anteriores »